consumo-responsable

Consumo responsable; Que es y como llevarlo a cabo

El consumo responsable y sostenible se refiere a la elección de bienes y servicios que no hacen daño a la sociedad ni al medio ambiente y que, aparte de su calidad y su precio, toman en cuenta también las conductas de las empresas que los comercializan. Por ejemplo, nuestros productos Sonett, de la empresa alemana con el mismo nombre, no solo están fabricados con productos naturales sino que ellos mismos son los encargados de plantar y cultivar la materia prima de la que se realizan los mismos. Este es un buen ejemplo de consumo responsable ya que no solo te aseguras de que el producto es de calidad por sus certificados, sino que también la empresa que los fabrica son pioneras en el desarrollo sostenible.

Debemos ser conscientes de que contamos con recursos limitados y que los consumimos a un ritmo mayor del que el Planeta puede producirlos.

El consumo responsable abarca también las acciones conscientes que realizan las personas para reducir el impacto de desechos y desperdicios en el ecosistema y aportar a una mejor utilización de los recursos naturales. La manera mas eficiente de ayudar al medio ambiente es haciendo cambios en nuestras conductas diarias, modificando comportamientos nocivos para la salud y el entorno.

Enseñarles a nuestros niños hábitos ecológicos es esencial para el progreso de nuestra sociedad hacia un pensamiento mas verde; involucrándoles en el cuidado de los recursos, de las plantas y motivarles a reducir el consumo innecesario.

Algunas acciones de un consumidor responsable son:

  • Evitar desperdicios de comida
  • Reducir el consumo de plásticos
  • Eliminar los desechables plásticos y de un solo uso
  • No desperdiciar el agua
  • Ahorrar energía eléctrica y apostar por energías renovables
  • Comprar de segunda mano o en su defecto productos elaborados siguiendo procedimientos éticos y responsables
  • Donar lo que no utilizamos
  • Cuidar los objetos que compramos para que duren más tiempo y sean menos veces sustituidos.
  • Elegir productos y servicios respetuosos con el medio ambienteIdentificar en el etiquetado símbolos que nos garanticen que el impacto medioambiental sea mínimo.
  • Preferirproductos con poco embalaje
  • Optar por electrodomésticos de bajo consumo energético
  • Consumir alimentos locales y de temporada
  • Al elegir automóviles que sean de bajo consumo de combustible con los menores niveles de emisión de CO2 por kilómetro.

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

2 × 4 =